miércoles, 5 de marzo de 2008

Camarero....!!!!!!

Hoy hace un sol radiante, apenas hay nubes, la temperatura que marca el termómetro son 12 ºC, baja para muchos, buena para mí. Como ya he comentado, hoy he salido por vez primera a la calle, eran las 9.30h de la mañana y ha sido fantástico. Daba gusto estar allí, sin mucho tráfico, poca gente paseando la ciudad que se empieza a despertar en lo que a comercios se refiere...

Piensas en tu vida, en tu trabajo y ves lo triste de tu existencia a veces. Malgastas 9-10-11 horas al día encerrado en una lúgubre oficina, ves la luz del sol al mediodía y vuelta al trabajo. Sales tarde y va oscureciendo en el largo camino a casa, más pensamientos.

La verdad es que envidio a los artistas, músicos, actores, pintores, etc. que no tienen horario fijo. No digo que su vida sea sencilla, pero disponer de esa libertad no tiene precio.

Mi principal problema problema es que, adoro la música pero no sé tocar ni un instrumento y mi oído musical es cercano al cero, me encanta la pintura, los cómics y todo lo artístico, pero la diferencia entre un dibujo hecho por mí y por un niño de 10 años es que... vale, no hay diferencias, soy un negado con un lápiz en la mano. Y en el mundo del espectáculo, pues como que tampoco, si casi no sé mentir, cómo me voy a poner en la piel de otra persona.

Cuando estudiaba, mi padre regentaba el típico bar de viejecitos que iban allí a tomarse sus vinitos, jugar al dominó y, en general, hacer cualquier cosa con tal de no estar en casa. Eran de la vieja escuela, los hombres al bar y la mujer en casa, afortunadamente la cosa ahora ya no es tan exagerada.


El tema es que, cuando trabajaba allí por las tardes o en los fines de semana, me encantaba relacionarme con "mis viejecitos", escuchar sus aventuras, paranoias y anécdotas. Si en aquella época hubiera existido Blogger.... bufff la de anécdotas que habría podido explicar. Por desgracia, mi memoria no es muy buena, vaya que es pésima y únicamente permanecen en mi memoria una pequeña parte de ellas y me da rabia. Recuerdo de esa época que pensaba que si algún día recogía todo lo que veía, escuchaba en un documento, iba a dar para mucho, pero no lo hice y me arrepiento, la verdad.

Trabajar en un bar curte, aprendes a relacionarte con la gente, a tratar con diferentes tipos de personalidades y a lidiar con ellos. Sinceramente creo que es una de las grandes enseñanzas que he tenido en mi vida, me ha ayudado para posteriormente, en mi profesión saber cómo hablar y entender a mis interlocutores, cosa que no todo el mundo comprende.

Si tuviera que clasificar a los especímenes con los que te encuentras en estos sitios, a grosso modo, yo los dividiría en:

- Plasta, persona que, con una copa de más o no, está dispuesta a explicarte su vida, sin importarle un bledo si te interesa o no y sin el menor interés por escuchar la tuya. Ni se molesta en lanzar la preguta trampa, empieza el rollo solo.

- Enterao, ese que siempre te quiere poner a prueba, demostrar que aunque tú estés estudiando una carrera, puede ofrecerte un desafío que él ha resuelto y tú no. ¡Qué rabia me daban estos tipos!

- Simpático (versión I), típico graciosete que cae bien, tiene ese don, y sabe como explicar las cosas para que todo el mundo ría.

- Simpático (versión II), engendro que pretende ser como la versión I pero no tiene ese don. Evolucionan rápidamente al tipo Plasta.

- Garrulín, típico personaje sin dos dedos de frente, iluso y que se deja influenciar por cualquiera que le diga cualquier tontería de forma convincente hasta convertirse en su fiel seguidor. Suelen ser víctimas fáciles de los Enteraos.

- Entrañable, típico viejecito al que le gusta explicar sus batallitas, a mitad de camino del Plasta y del Simpático I. Escuchar lo que explica acostumbra a ser interesante y siempre se puede aprender algo de su larga experiencia.

- Macarra, que no que pago yo, cualquier excusa es buena para armar una bronca o disputa dialéctica, ya sea fútbol, política, etc. Suelen tener un tono de voz alto y si no, gritan cada vez más para hacerse oír. A evitar totalmente.

- Inocente, persona que acostumbra a pagar más de lo normal y que es estrechamente vigilado por un selecto grupo de gente dispuesta a conseguir su Happy Hour gracias a él.

- Buitre, típico personaje a mitad de camino entre amigo de lo ajeno y adorador de la virgen del puño. No les gusta pagar, intentan acercarse por todos los medios al Inocente, lo adulan, con tal de conseguir unas copichuelas gratis. Cuando es su turno de pagar, acostumbran a escabullirse. Se han de controlar de cerca con tal de que no se escabullan con la cuenta sin pagar.
Los buitres acostumbran a estar al tanto de todo lo que huela a dinero, controlan no sólo a la gente sino también las máquinas tragaperras y saben cuando está caliente para, en caso de descuido, actuar.

- Deportista, en mi caso eran ciclistas, se pegaban un panzón de kilómetros el fin de semana para hacer deporte, ¿mantener el tipo?, llegaban al bar en colla de 5-6 personas y se liaban a beber cervezas y comer como posesos. No era de extrañar que el que menos tuviera una barriga que impedía que se viera su miembro cuando iba al lavabo. Buena gente, siempre con graciosas anécdotas y muy folloneros en el buen sentido.

- Borrachín, no hace ruido, suele alejarse de los Buitres y no tiene límite. Acostumbra a tener sangre en el alcohol y no pueden ser incinerados una vez muertos. Un camarero guasón puede hacer experimentos con ellos, como comprobar que a partir de cierto grado etílico no distinguen el vino del mosto (sin alcohol).

- El mejor aquí que en casa, cualquier excusa es buena con tal de no ir a casa y tener que lidiar con la parienta. Saben que en cuanto lleguen a casa le va a caer una bronca considerable por lo que se esconden entre humo y alcohol.

- El tocapelotas, difícilmente es su único estado, suele ir acompañado de alguna de las características anteriores convirtiéndose así en el buitre-tocapelotas, macarra-tocapelotas, etc. Cuando se juntan en grupo son de temer: "niño pon unos vinillos, a mí negro, yo negro pero con gaseosa, yo negro pero fresco, pues el mío negro fresco con gaseosa..." así hasta conseguir las n combinaciones posibles.

- ... y seguro que me dejo alguno.

Esta fauna es la que me encontré en mi época de camarero y he de reconocer que disfruté de lo lindo lidiando con ellos y, principalmente, observando.

12 comentarios:

carlota dijo...

Pues hijo, no tendrás habilidades artísticas, pero desde luego la descripción de todos y cada uno de ellos perfecta. Así que tu habilidad de observación y literaria es increíble... tira por ahí. De todos los mencionados, me quedo, por supuesto, con el entrañable. Siempre me encantaron esos viejecits que te cuentan historias del año catapum... pena ya no tener abuelos. Un abrazo.

Belén dijo...

Yo tampoco se tocar nada, hijo de mi alma... y es una puñeta, porque te sientes el personaje mas absurdo del planeta :)

Besicos

lágrimas de mar dijo...

sabes escribir, ya es un arte

besos

lágrimas de mar

Ivana Carina dijo...

Jajaja!, Súperhéure con buen ojo para las personas..., me gusta! ;)
Me encantó esa descripción de los habitués del bar donde trabajaste....

Y 12º?, que linda temperatura...., fresquito, como a mí me gusta....

Un besote, superhéure!!!

Luna Carmesi dijo...

Es indudable que hay camareros que realizan una labor terapeutica...
Eso si... Debe cuidarse el camarero de estos especimenes!!!
Besote!

pandora dijo...

si que debe haber sido toda una experiencia, la de cosas que te debieron contar aquellos viejitos!!!!!mira que no acordarte!!!!

un beso, pandora.

circe dijo...

Es buenísimo!!! qué buen observador eres..Los has descrito y tipificado tan bien que son perfectamente distinguibles en cualquier ambiente...ja ja ja..Veo que te ha marcado todo aquello

luzdeluna dijo...

Qué peazo descripciones héroeeeeeeee....

escribes genial, y siempre haces sonreír, ..... a eso "en mi pueblo" (bueno.... soy de ciudad, jajajja) lo llaman ser artista!!!!

Un besito enorme, y pasea con cuidado....cuida esos puntos, no siendo que venga el guardia y te los quite :)

Kiri_dido dijo...

Muy buen relato...aunque sin darte cuenta me has descrito lo que sé me encontraré esta noche. Bueno, no estará el "entrañable y el deportista"...ainsss creo que me voy a quedar en mi casa...jajaja. Me gustó el relato de tu epoca de camerero y mucho más tu "disfrute" del sol y de la mañana. Un beso.

The Final Straw dijo...

Carlota, gracias por el piropo. Supongo que, como tampoco he conocido a mis abuelos, el Entrañable también ha sido mi preferido. Y respecto a mi capacidad de observación, sólo es experiencia de muchos años de tratar con ellos, pero no me arrepiento, conocí el sector servícios y me di cuenta de qué no trabajaría nunca.

Belén, sí, ahí te doy la razón porque ves que no puedes transmitir todo lo que sientes por el hecho de no dominar un instrumento. Pero bueno, es lo que hay.

Lágrimas, también gracias por el piropo aunque ahí también reconozco mis limitaciones (soy de ciencias) y ya me gustaría escribir la mitad de bien de lo que leo por aquí.

Ivana, cómo se nota quien no está por el hemisferio norte, jejeje. Tranquila que en breve os llega el otoño y ya empieza a refrescar un poquito por esas tierras.

Pandora, ainsss si hubieran existidolos blogs en esa época... de oro me hacía, jajaja. Hasta un diccionario podría escribir con las palabrejas que me decían para pedir las cosas... es más, si me acuerdo de algunas igual hasta hago otra entrada.

Circe, sí que marca, sí. Día tras día aguantando a según quien, deja huella. Sólo he tenido que cerrar los ojos, pensar en alguno de ellos y las descripciones vienen solas. Y sí, estos tipos no tienen fronteras por lo que estas descripciones son totalmente válidas para cualquiera de cualquier sitio.

Luzdeluna, muchas gracias por lo de artista. No, si al final se me van a subir los humos, jejeje. Y sí, voy cuidando mis puntos (grapas) con cariño que no quiero complicaciones.

Kiri, en serio, si te encuentras alguno de los especímenes que he descrito entonces te han liado. Los que yo describo son del típico bar de viejecitos de dominó, "asíndeque" espero que ese no sea tu plan de ayer, por favor, ¡¡¡¡dime que me equivoco!!!. Porque si es así, entonces mejor te quedas en casita.

Saludetes

mas de mi que de... lirio dijo...

Perfecta descripción! Yo los tengo a todos multiplicados por tres en mi pluriempleo dominical y no es que trabaje en un bar si no que mi lugarcito esta rodeado por tres jejeje y con el buen tiempo las terracitas invaden hasta la misma puerta de mi despachito de pan.
Mas besos

The Final Straw dijo...

Lirio, te compadezco con tantos bares cerca. Imagino el ruido y demás.

saludetes