jueves, 31 de enero de 2008

De teléfonos y personas...

Día : 31/Enero/08
Música sonando: Beth Gibbons
----------------------------------------------------------------------------------


Ayer, echándo un vistazo al diario digital Cinco Días vi una noticia en la que hablaba de la compañía de teléfonos móviles Yoigo. En ella se comentaba cómo esta empresa había tenido que cambiar unos de sus pilares, usado hasta la saciedad en campañas publicitarias, por algún problema que habían tenido.

Parece ser que, con el fin de captar nuevos clientes, uno de los reclamos que usó Yoigo era que las llamadas entre sus abonados eran a 0 céntimos/min (sólo se pagaba la conexión), en otras palabras, podías hablar gratis el tiempo que quisieras.

Hasta aquí todo normal, campaña agresiva y condiciones no menos, y por lo visto consiguieron captar bastante gente, unos 240.000 clientes. El tema es que ahora van a cambiar las condiciones de gratuidad a "sólo" una hora. ¿Por qué?, pues por lo visto, según leo, si bien el 99% de la gente hablaba menos de 1 hora, había un 1%, cantidad para mí gigantesca ya que estamos hablando de 2400 personas que hablaban no ya 1 hora sino 3, 6 y hasta ¡¡¡¡15 horas!!!!.

¡¡¡15 horas hablando sin parar por el móvil!!!. Las dudas me vienen inmediatamente la cabeza:

- Si las condiciones de gratuidad es únicamente entre clientes en España, ¿no le saldría más a cuenta coger el metro, coche, tren, avión para ver al otro y decírselo cara a cara?.

- Este ser humano dispone de un teléfono con superpoderes que no se le gasta la batería o, por contra, ha de ir con el cargador a cuestas todo el rato. Además teniendo en cuenta que en conversación, un móvil puede durar 4-5 horas máximo y que luego necesita tiempo para cargarse, eso implica que las 10-11 horas restantes lo hace con el móvil conectado a la corriente.

- Tienen orejas estos individuos (recordemos que toda conversación es, como mínimo entre dos personas, salvo en paranoicos y similares). Después de hablar 15 horas tiene que tener las orejas para freír un huevo en ellas y el móvil ni te cuento.

- ¿Es el típico jovencito que acaba de descubrir el amor y no sabe acabar una conversación?
¡Va, cuelga tú!, no tú, que no, que yo he llamado cuelga tú, no vaaaaa, tú (y así 12 horas más)

- ¿Lo hace para putear? ¿Es el típico agonías?
Ya que es gratis....

- ¿En tan vago que para no llamar dos veces, no cuelga y deja la línea abierta?

No sé que más puede ser, así que si se os ocurre algo, las líneas están abiertas.



En mi caso en concreto, yo he de reconocer que he heredado de mi madre una especie de fobia hacia los teléfonos que hace que mis llamadas nunca sean muy largas (me quedo sin saber qué decir a los pocos minutos y me entran ganas locas de colgar).

Por otro lado, soy de los que muchas veces pierden de vista a amistades por no llamar. Siempre estoy con el "he de llamar a X y quedar con él", "no, ahora no que debe estar durmiendo, o debe estar trabajando, mejor lo llamo en 1 hora..." y así pasa las horas días y por más que me jure y perjure que llamaré, siempre me cuesta hacerlo horrores, así que, señores de Yoigo, ¡¡soy su hombre!!.

Mi madre siempre que llama a casa empieza de la misma manera:
- Ay hijo, llevo toda la semana queriéndote llamar, pero cuando me acuerdo, creo que estarás cenando o en la ducha y lo dejo para después, y luego ya es muy tarde. Y se me pasan los días - Tranquila mamá, te entiendo (¡¡¡y no sabes cuánto!!!)

7 comentarios:

Belén dijo...

Buf, 15 horas? ni con mi madre hablo tanto por dios jajajajjajaja!!!!!

Mi movil no aguanta ni una hora así que imagina :)

Besicos

luzdeluna dijo...

ostras qué locura!!!!!!!!!!!! jajajjajaja..... y cambiarán de teléfono a menudo, no?? porque se lo tienen que cargar fijo!!!!

a ver ..... pues a mí se me ocurre.... que entran en navegación de internet no cierran bien, y sigue corriendo el tiempo, y en su caso, afotunadamente sin gasto para el cliente.

A un amigo mío le paso una vez el caso con Amena, jajajajja, peazo facturón, y sólo fueron 6 horas, hasta que se le acabó la batería!!!! jajajajajajaj


Un besitooooo ....ya te llamo, jajajajaj

circe dijo...

yo he pensado eso mismo: "y esas orejas !!!!!!!, cómo se deben quedar esas orejas de rojas!!!!!, qué dolor"....yo comparto contigo mi poca afición al teléfono -para lo justo y necesario- y por desgracias la consecuencia de ello...;cómo se va perdiendo gente por el camino por esa.....dejadez?..lo admito: mea culpa (que nada tiene que ver con el verbo mear)

The Final Straw dijo...

Belén, en mi caso ni que la batería fuera atómica y durara todo ese tiempo. Yo cuando hablo con mi madre, como a los dos nos pasa lo mismo, tardamos bien poco.

Luzdeluna, pues ni idea pero si no, es para hacerle un monumento (al móvil, claro). No creo que sea problema de internet, ya que según creo, sólo es gratis cuando llamas a otro móvil, nada de internet. Y sí, las compañía de teléfono son tan "putas" que siempre ponen el acceso a internet demasiado fácil y al final sin querer le das. A mí ya me ha pasado varias veces.

Circe, pues sí, mira que luego me arrepiento pero pienso que, o ya es demansiado tarde para llamar o que ya no vivirá allí, etc. ¡¡¡Qué desastre!!!. En cuanto a las orejas, creo que o se adapta a la forma del móvil o directamente se derriten de tanta calentura. Aunque vete a saber, igual son espabilados y usan el manos libres.

Saludetes

kiri-dido dijo...

Lo comprendo perfectamente jajajaja. Ya sabes que soy de verborragia fácil...y reconozco que antes de usar internet como el pan de cada día...el teléfono era el pan. Y he podido hablar mmmmmm bueno no 15 horas pero 1, 2 y hasta 3...no te voy a decir que no. Es que hablar con una amiga y encima argentina es como entrar en el tunel del tiempo y no saber cuando salir, o cortar la comunicación.
Porque no sólo contamos el problema, sino, como nos ha afectado, como le ha afectado el otro, que sentía, que cara había puesto....y un sinfin de explicaciones. Básicamente para justificar el piquito de loro que tenemos. Muy bueno tu post...como siempre....me he reido mucho:-).

The Final Straw dijo...

Kiri, vale me creo lo de las ¡¡¡3 horas!!! y lo admiro porque yo soy nulo ante ese aparato. Absorve todas mis ideas y me quema en las manos.

Supongo que la llamada a tu amiga argentina no sería conferencia, porque sino, no quiero ni imaginarme la factura tan maja que ibas a tener. Por otro lado, gracias por explicarme los pasos para conseguir ese récord, no había tenido en cuenta que se puede hablar teniendo en cuenta todos los puntos de vista, situaciones, etc.

Saludetes

carlota dijo...

Reconozco que el móvil lo tengo por si las moscas...no lo uso apenas, y cuando lo hago, llamadas muy breves...y el fijo, antes lo usaba más...sí, me podía estar hasta una hora hablando...ahora, con el internet, jeje...practicamente no lo cojo...mi mamá y poco más...la mayoría de amigos, por chat.