jueves, 10 de enero de 2008

Los exámenes y yo

Día : 10/Enero/08
Música sonando: Massive Attack

----------------------------------------------------------------------------------
Naces, empiezas a crecer y cuando ya puedes decir más de dos palabras seguidas, empieza tu etapa estudiantil que, en según que casos, puede durar más de 20 años y no porque la persona sea más cazurra que una piedra, sino porque va empalmando guardería-colegio-instituto-universidad.

Cada etapa tiene sus pros y contras, pero lo más importante, para pasar de una etapa a otra o evolucionar dentro de una etapa hay que pasar un peaje, LOS EXÁMENES.


Los odio, aunque supongo que como la gran mayoría de la gente, pero son como los dentistas, te guste o no, si toca, toca y no hay más vuelta de hoja.

Si bien no he sido nunca un mal estudiante, tampoco puede decirse que haya buscado siempre sacar unas notas brillantes ya que, según definió a mi madre muy acertadamente un profesor al acabar primaria: "Tiene potencial y vale, pero es un poco gandul". Así soy y así me acepto, soy de los que van dejando las cosas para después y luego a correr toca que no llego, estrés y nervios (principalmente en el estómago) y firme promesa de que a partir de entonces sería aplicado y no volvería a repetirse esta angustiante situación. Pero nunca lo conseguí, acabé todas mis etapas estudiantiles siguiendo el mismo procedimiento y sufrimiento.


Para mi desgracia, aunque a simple vista parezca una persona tranquila, soy de los que la procesión va por dentro y, antes de cada examen, se me hacía tal nudo en el estómago que me era imposible digerir ningún alimento y la visita al lavabo (perdón por lo escatológico del tema) horas antes del mismo eran sagradas. De esta época de estudiante me vienen a la memoria diferentes anécdotas como por ejemplo:

-Experiencia 1: Encogiendo el tiempo. Instituto/15 años, día de examen:
Ese día no sonó el despertador y tenía un examen de francés (vaya pérdida de tiempo mon dieu, no sirvió para nada), por lo que me despierto, abro los ojos y miro el reloj de la mesita. ¡¡¡¡¡Las 7.45, en 15 minutos tengo examen!!!!! Mecagonla......... joder, joder, joder que no llego.
Salto de la cama, me visto y salgo corriendo hacia el instituto, ni ducha, ni "ná", a lo guarro que lo primero es lo primero.


Llego a las 8 al instituto y para mi asombro no hay ni Dios, raro, pienso, pero bueno como es época de exámenes la gente ya estará en clase. La puerta de entrada está cerrada, no lo entiendo,- por lo que toca llamar al timbre como un poseso para que me abran.
Se acerca el conserje, me mira con cara de extrañado pero paso de él y en cuanto abre la puerta entro como una exalación tras un rápido "Gracias". Intenta decirme algo pero yo ya me he perdido por el pasillo. Arrrff arrf arrf, llego un pelín tarde, pero con tiempo suficiente. Me dirigo a clase, abro la puerta y..... ¡¡¡¡la clase está vacía!!!! ¿¿¿???? Ah claro, deben estar en el otro aula. Carrera por el pasillo, doblo la esquina y cuando abro la otra puerta... vacía.

Piensa, no hay nadie en los pasillos ni en ninguna clase y no estás soñando. Son las 8 de la mañana, piensa qué falla...
- Noooooooooooo, digo mientras caigo en la cuenta de que el horario de entrada es a las 8.30 h por lo que aún queda media hora para el inicio.
Vuelvo a la entrada y me encuentro al conserje aún con cara de alucinado pero con media sonrisa que me explica que no le ha dado tiempo a decirme que a dónde iba.

- Experiencia 2: El poder de la mente. Universidad/22 años, día de examen:
Esta experiencia me ha ocurrido varias veces durante mi vida y no siempre ligada a temas de exámenes.
Una de las asignaturas que teníamos en la carrera, era Cálculo y, para ser sinceros era la "maría" o fácil, quizá la más fácil de toda la carrera ahora que lo pienso, aunque en estas carreras abundan más las muy difíciles, pero bueno.
El tema es que el día del examen tenía nervios cero por primera vez en mucho tiempo, por lo que me pude relajar y concentrarme en él para sacar una buena nota.
Acabo el examen con bastante tiempo de antelación y, para evitar problemas decido repasarlo.

- ¡¡¡Perfecto, joerrrr que lo he clavao!!!.
- La has cagado, decía mi subconsciente.

Angustiado, repaso el examen de principio a fin no sea que me haya equivocado. Nunca hay que despreciar lo que dice tu mente.

- ¡Perfecto! Pero si es que el 10 no me lo quita ni Dios.
- Nene que la has cagado, pero no te diré donde.

Joder, joder, esto no puede ser, que angustia. Repaso por segunda vez el examen y como sigo sin ver nada raro, lo firmo y lo entrego seguro del peaso 10 que voy a tener.
Cuando salgo del examen no hablo con nadie de él, supersticiones mías, y decido irme a casa donde me tumbo un poco antes de la cena e irme a dormir.
Esa noche, sobre las 3 de la madrugada mientras soñaba con quien sabe qué, me despierto sobresaltado.


-¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOOOO, la he cagado y sé exactamente donde!!!!. Lo curioso del tema es que aún no sé cómo me vino a la mente ya que estoy seguro de que no estaba soñando con el examen. No volví a dormirme y mira que lo intenté todo.
Para mi desgracia, esta experiencia no me ocurrido una única vez.

- Experiencia 3: Dichosa canción. Universidad/20 años, día de examen:
Dentro de este punto, me gustaría explicar dos diferentes experiencias que hicieron que cambiara mi manera de actuar antes de los exámenes.

La primera de ellas y que me costó un suspenso, fue cuando me dirigía en coche hacia la universidad a realizar un examen, por lo que, como siempre hago, iba escuchando música, por eso de que calma las fieras. Por aquella época el grupo que más escuchaba eran los Red Hot Chili Peppers y su álbum Blood Sugar Sex Magik. Una de las canciones y que me gustaba especialmente, era la que daba nombre al disco ya que tenía un ritmillo machacón, fácil de cantar y bastante cañero, lo que permitía liberar la adrenalina que llevaba en esa época.
Mi pesadilla empezó cuando repartieron los exámenes e intenté concentrarme en la resolución de los problemas. No podía, el dichoso estribillo se había grabado en fuego en mi mente y no conseguía quitármelo de encima:


Blood sugar baby
She`s magik
Sex magik sex magik
Blood sugar baby
She`s magik . . .

A ver, concéntrate. Primera pregunta... "Blood sugar baby..." Mierda, maldita canción. Concentración... "She`s magik Sex magik ..." "Si tenemos un fluido....." "Blood sugar baby..." NOOOOOOOOOOOOOOORRRRGGGGGGGG

La segunda experiencia es bastante similar sólo que esta vez no fue la radio la introductora del estribillo que me hizo entrar en bucle, sino mi novia que estaba sentada delante mío y justo antes de empezar el examen se giró y, sin venir a cuento, me cantó los 10 segundos que tanto ella como yo conocíamos de una canción más vieja que matusalén. Aún hoy día no ha conseguido explicarme qué demonios hizo para que le viniera a la cabeza esa dichosa canción. El problema de este tipo de canciones en las que únicamente conoces el estribillo y una infinitésima parte, es que consiguen que entres en un bucle que hace que dure la canción horas. Afortunadamente aprové sin problemas el examen, pero los efectos secundarios de la cancioncita duraron horas.

Ah, se me olvidaba, la letra de la canción decía algo así como...

"María de la O
que desgraciaíiiiiiita gitana
tú eres
teniendolo tó.

Castigo de Dió"


- Experiencia 4: Remordimientos. Universidad/25 años, ¿resto de mi vida?:
Dos últimas asignaturas para acabar la carrera; una la típica que se te cruza y no hay manera de aprobarla por más que estudies. Siempre consigues cagarla en algún punto. La desesperación es total y la angustia por acabar de una vez la dichosa carrera empieza a ser agobiante. La otra, esa asignatura difícil de coj.... y que si no la has ido siguiendo desde el primer día, cuando, un mes más tarde intentas ponerte el día ya es demasiado tarde.
La impotencia por no aprobar las dichosas asignaturas hacen que te plantees si no has perdido el tiempo estos últimos años.
El tema es que aprobé la primera de ellas después de mucho sufrir (fue la última asignatura que aprobé en la carrera) y eso que era una cuatrimestral.
La segunda de ellas, después de haberla dejado por imposible, decidí que o bien la intentaba aprobar en Septiembre o sino el año siguiente. El tema es que me presenté al examen de Junio para, al menos, coger las preguntas para tener una idea de por donde irían los tiros en Septiembre. El tema es que cuando llegué al auditorio, me senté justo detrás de un colega y... copié como un poseso sin tener ni repajolera idea de lo que hacía. Bueno, sabía lo básico, básico (increíblemente hasta le corregí un error). El tema es que cuando volví a casa me dije que si aprobaba aquel examen, me rapaba la cabeza, tal era mi desesperación.
Y me la rapé, 5.00 pelao pelao que saqué y me quité uno de los grandes huesos de la carrera.


El problema vino con el tiempo, ya que meses, más bien años después, aún tengo pesadillas en las que me faltan por aprobar estas dos dichosas asignaturas y durante el período que dura el sueño vuelvo a revivir la angustia por no acabar la carrera. Es digno de psiquiatra, ya que muchas veces en el sueño, dialogo conmigo mismo diciéndome que ya la he aprobado, pero pocas veces sirve de algo.

16 comentarios:

Alma dijo...

A mi tb me ha pasado eso de llegar demasiado pronto por los nervios, bueno... por lo menos el 5 raspadillo te ha hecho quitarte la asignatura pendiente y ciertamente, cuando se instala una canción en la cabeza no hay forma de cambiar.

Besosos salados

kiri-dido dijo...

Hay dios que recuerdos..creo que me voy a extender...lo siento es que el tema me lleva.
Guardería: Me ataban a una silla porque era muy revoltosa.
Primaria: Me cogían del pelo las putas maestras porque al parecer, seguía con la misma línea.
No sé como...pasé a la secundaria.
Secundaria: Me descojonaba. Era adolescente y era la graciosa del grupo que siempre había bromas a los profesores pero como tenía cara de buena...se la cargaban otros los correspondientes castigos.
Estudiaba lo justo, promedio general 8. Realmente sería un 5 pero como era muy buena en educación física y puntuaba...aprobaba. Además era la reina de los machetes/chuletas, de medidas increíbles y ubicadas en lugares increíbles también.
Universidad: Aprendí dos cosas, una que tengo muy buena memoria. Aprendí a estudiar 1 hora antes del examen, de memoria absoluta más este piquito de loro que mi mami me ha dado:-)
Y la otra, a ponerme los cascos cuando no me interesaba lo que explicaban.
Digamos que lo tuyo lo entiendo perfectamente, sigo siendo igual 20años despúes (bueno...un poco más, peor no lo voy a decir jajaja). Lo que no me interesa, no lo escucho.
Y sobre los nervios en el estómago...yo sé cuando estoy enamorada porque tengo diarrea...o sea me pasaba en los estudios y me sigue pasando en la vida:-).

carlota dijo...

Pero bueno!!! qué es estoooo!!! primero tú, un pedazo post que no veas (de bueno, y de largo, grr) y ahora va la Kiri, y dice: me voy a extender!!! dios mio, echémonos a temblar...ella que no se extiende nuncaaaaa!!! y claro, paquete que nos metió...así que no hablo de mis experiencias, vosotros os lo perdeís (de la uni tenía una muy jugosa...)pero nene, me reí mucho con las tuyas, jajaja...yo de cuando aquello ya no tengo pesadillas (sólo con un jefe mio,sueño que vuelvo a trabajar con él)...Hala, que parezco Kiri...

carlota dijo...

Buff...no te digo...era perfecta y claro...sigue siendo perfecta después de cuantos? 20 años sólo? jajajajajajaja....joer, entonces no era tan perfecta, porque anda que no terminó tarde la carrera ni nada....luego me pasa a ver lo que contesta (cuidado, no te muerdas la lengua kiridi, preciosa).

Belén dijo...

La próxima vez, me cuentas esto a la cara... con unas cervezas de por medio si?

;)

Besos de la maña

Ivana Carina dijo...

Yo era muy buena alumna en la primaria.
Si, y qué? jijijijj!!
En la secundaria, venía bien hasta que me puse de novia.....El amor y el estudio no iban conmigo, jejeje!
Menos mal que duró lo que un pelado en la nieve, que si no, mis viejos me sacaban el enamoramiento de unas buenas patadas! ajajajaj!
El temita fueron los 3 últimos años de la secundaria, me puse vaga y se me complicó el tema.
Pero lo mío era estudiar de memoria, solo razonaba en matemática.... bah!, sigo pensando SOLO cuando enseño matemática... y así me va! jijijijjj
Me ponía nerviosa si no había estudiado, pero sin efectos colaterales, excepto el 1 que me sacaba, ajajajajj!!
Hice un año de ingenieria y me puse a dar clases en la escuela secundaria, así que los exámenes los tomaba YO...., Juego que tiene revancha, no hay que tenerle miedo. jejeje... ;P
En fin, lo tuyo fue mucho más interesante...., ji,ji,jijjj!!
Besotes patagónicos casi frescossss....

luzdeluna dijo...

mis nervios pre-examen se canalizaban exactamente de la misma manera, jajajaj, y lo de la cancioncita....puff... es exasperante darte cuenta de que el tiempo corre y no te deja concentrarte, jajajaja....

UN 10!!!!!!!!!!!! ENHORABUENA POR TU POST!!!!!!!!!!!!!!

Besos dulces

carlota dijo...

Joéeee...no te digo...la Ivana igual...las listillas...¿se puede copiar y pegar el curriculum aquí??? no, porque igual lo lee algún potentado y acabo trabajando de investigadora científica, que una también es una lumbrera, sólo que no presume tantoooo!!!!

kiri-dido dijo...

A palabras necias...triciclo sordo! (pa' Carlota porque the final debe estar visitando la Pilarica:-).

The Final Straw dijo...

Alma, ya sé que el fin justifica los medios, pero mi gran problema fue la conciencia, que a esta puñetera no se la engaña tan fácil. El tema es que la carrera se acabó hace demasiados años y ahí seguimos.
De canciones grabadas qué te voy a contar, suelen hacerlo cuando menos toca y siempre en pequeñas dosis (léase estribillos) que se repiten más que el ajo durante horas.

Kiri, una de las razones por las que decidí a escribir este post es no sólo soltar mi rollo, sino escuchar las vivencias de toda la gente que hay por aquí. Porque al fin y al cabo ¿quién no tiene más de una anécdota de esta época? Así que no te cortes y dispara sin hacer caso a Carlota, que por cierto se queja de tu entrada y va ella y hace 2!!!!! Predicando con el ejemplo ;P (paz).
En cuanto a tu experiencia estudiantil ya me hago una ligera idea de cómo eras. Yo también era más o menos así, pillo pero de buena fe aunque yo sí me la cargué alguna vez. Ah! y yo de buena memoria cero.
"...más este piquito de loro que mi mami me ha dado:-)" dices, aunque me cuesta creerlo ya que los Argentinos tenéis fama de ser calladitos y decir lo justo (uy uy uy que me meto en terreno pantanoso).
Se me olvidaba, acabo de descubrir que eres una romántica. Te imagino diciéndole a tu amado: "XXXXXX te quiero, y lo sé porque tengo diarrea" ;P.

Carlota, la razón del post como ya he comentado antes es la de oír otras anécdotas/gamberradas, etc. así que aquí me tienes, a la espera de qué tienes que contarnos, sobretodo la jugosa, qué miedo....
En cuanto a las pesadillas, reconozco que es una gran putada que me persigue. Supongo que las experiencias que más nos afectan son las que cuestan más de hacer desaparecer del subconsciente, ya sea estudios, trabajo, etc.
En cuanto a lo de enrollarse, agradezco que tanto ella como tú, Ivana, Alma, Circe, Belen, etc os enrolléis cuanto queráis. Comentarios, cuanto más largos siempre serán bienvenidos.

Belén, cervezas pagadas tienes, en Zaragoza o en Barcelona. Lo mismo digo para el resto, si alguien viene por Barcelona, bienvenida será.

Ivana, no hay que pedir disculpas por ser buena estudiante, aunque yo me libre de hacerlo.
En cuanto a lo de estudiar de memoria, si yo tuviera que hacerlo aún no tendría el graduado escolar. En clase soy de los que por mucho que escuchen no entienden nada y cuando se lo miran en casa, se dan cuenta de lo sencillo que era (no siempre, pero a veces funcionaba). En el tema amores, como ya creo que te comenté en una respuesta, a mi me pasó justo lo contrario, después de un año vago, vago, vago en el que estaba hasta moreno de tanto estar en el patio y no en clase, me eché novia y me puse las pilas (según mi familia, me las puso ella, pero bueno) y fue cuando empecé a sacar las mejores notas. Sé que soy la excepción y me alegro por ello.
Y quedan abiertos los comentarios aquí o en tu post (sugerencia) para que nos deleites con tus experiencias profesoriles.

Luzdeluna, ya veo que no soy el único con problemas estomacales pre-examen. Si algún día necesito adelgazar de forma bestia, me apuntaré a algún cursillo que hagan exámenes, cuanto más difíciles mejor, porque no comeré durante un buen período y ... Me alegro que te pase con mi post lo mismo que a mí con el tuyo y el resto.

Saludetes (y como ahora, al darle a enviar respuesta se cuelgue, me suicido)

kiri-dido dijo...

Toma por listilla...chinchalarincha (mensaje para Carlota el anterior y el siguiente...)Querida, MI AMIGO THE FINAL dice que no le importa que me haya extendido. No sé si mover el pie derecho o el izquierdo de la felicidad (es que encima del triciclo poco más puedo hacer)...GRACIAS THE FINAL...tú sí que sabes:-).

PD: Sobre el tema de los argentinos...no puedo estar más de acuerdo hijo es que tenemos un piquito...bueno, para muestra basta un botón...bueno, dos porque también tienes a la patagónica de amigueta:-).

kiri-dido dijo...

me olvidaba, menos mal que no se ha borrado tu comentario,digo...porque como no te has suicidado...además hoy no tenía pensando vestirme de luto así que...bien por tu pc, portátil, blackberry o lo que sea que uses!

carlota dijo...

Grrr...os vais a enterar ambos dos...bien: empiezo...aunque estoy pensando que me da para hacer un post en el mío...sí, casi que mejor...como es aquello de...ainsss!!! no me acuerdo...decia algo de margaritas y chonucos...ups!!! perdón por la palabrota...Y Kiri, normal que Final te haga la pelota después del v.v. de ayer...yo todavía se la guardaría...y Final, que sepas que me tuvo tres horas de reloj al teléfono poniéndote....uyssss....como te puso....me voy, a pensar que más cizaña meto, jeje...

kiri-dido dijo...

The final...ya ves...los celos son una cosa muuuuuuu mala. Pobre Carlota. Pero así es la vida de la realeza como en la política a veces...hay que inventar cosillas...pobrecilla.

carlota dijo...

Inventar, dice!! celos, dice!!! y por cierto,hablando de celos....o mejor no hablo? jijiji....sí, la verdad es que soy muyyyyyy mala...pero en el fondo nos queremos, verdad Ki? ;)

luzdeluna dijo...

Jijijiji....pues mira no lo había pensado y si que a mí en estos momentos me sobran algunos kilines... ya sé lo que haré, jajajajja!!!

Besitos niño!!!!!